"The message never changes because the problem is always the same: how to rise above imagination to presence.”
 

Buddha-Borobudur.jpg


 

Hathor-Breath-new.jpg


 

Buddha-Cutting-Hair.jpg

“All schools arrive at wordless presence and focus on strengthening this state."
 

Three-Faces-Mexico.jpg


 

Chartres-Gargoyle-1280.jpg

"Live the question, and the answer will belong to the third eye."
 

Sultan-Hassan-Mosque.jpg

“Presence is a divine state which belongs to Paradise. It is placed in the human body to strengthen itself.”
 

Leonardo-Head-Woman.jpg


 

Rustum-Slays-Dragon.jpg


 

Bourges-6-281-1280.jpg

"Who can be still and watch the chess game of the world?"
Lao-Tzu 

David-Pyramid.jpg


 

Golden Goddess.jpg


 

Students-Delphi-Museum.jpg

"Only love of presence can defeat the lower self."
 

Chauvet-Horses.jpg


 

Nebamun-Tomb-Dancers-Musicians.jpg


 

Galla-Placida-(Wayne)-.jpg

"Presence is not interested in being seen, for it knows that would veil it."
 

buddhathroughstone.jpg


 

Krishna-Arjuna.jpg


 

Fontenay-Cloister(Wayne.jpg

"Everyone has a Jesus in him waiting to be born."
Rumi 

Three-Magi-Mosaic.jpg


 

Luxor-Hands.jpg


 

Indian-Lovers.jpg

“Presence is sometimes called 'unsearchable,' because the search for presence has to cease in order for wordless presence to emerge.”
 

Muhammad-Leads.jpg


 

Olmec-Head.jpg


 

Assault-Mara.jpg

“Presence is its own identity, unrelated to any external symbols.”
 

Buddah-Dharma-wheel-(Wayne).jpg


 

La-Venta-Offering.jpg


 

islamic-astral-body.jpg

“School messages are for the simple and unpretentious state of presence.”
 

American-Indian-With-Bow.jpg


 

Taj Mahl.jpg


 

Lunar-Mansion-Deity.jpg

"To die, but not to perish, is to be eternally present."
Lao-Tzu 

Tutanhkamun_innermost_coffin.jpg


 

Mohammed-Bowing.jpg

"This place is a dream. Only a sleeper considers it real."
Rumi 

Blake-Ancient-of-Days.jpg

Todas las escuelas esotéricas enseñaron y enseñan lo mismo —cómo estar presente a la propia vida. Ya se llame consciencia, recuerdo de si, meditación, yoga interno u oración del corazón, todas las enseñanzas reales —independientemente de la complejidad de su forma exterior —se basan en este simple esfuerzo de estar presentes.

Las escuelas han existido desde que existe la humanidad. Se encuentran detrás de la historia de la humanidad —de hecho, podría decirse que son la historia real de la humanidad— recordándoles a los hombres y mujeres de todas las épocas su verdadera naturaleza divina. Podemos seguir el rastro de la firma de las escuelas en las pinturas rupestres de la prehistoria, las pirámides de Egipto, las cartas de juego medievales, las catedrales góticas y las esculturas mayas. Los mitos y alegorías de todas las tradiciones espirituales representan la lucha del héroe por resistir las tentaciones y distracciones de su ser inferior imaginario y reconocer a su amado, su Ser Superior. 

Como esta lucha es objetiva, las escuelas han perfeccionado su conocimiento y sus métodos para el despertar, y estos han pasado de una escuela a otra bajo la forma de símbolos o claves. A medida que una escuela poco a poco se cristaliza en una religión formal —la zoroástrica, la judía, la cristiana, la hindú, la budista o la musulmana—, el significado interno se pierde fácilmente, porque la comprensión del significado interno requiere presencia. Entonces se promulga el significado exterior, como los sacerdotes mayas que literalmente “levantaron los corazones” de víctimas a los dioses, o los budistas que se cortan el cabello en lugar de cortar sus pensamientos, o los cristianos ascéticos que ayunan rehusando la comida, en lugar de abstenerse de la actividad mental. Una escuela real nos recuerda practicar el significado interno, que siempre apunta al mismo esfuerzo: el control de la imaginación con el fin de crear un espacio para la divina presencia sin palabras.